fbpx
domingo, febrero 25, 2024
Columnas

La piedra en el zapato, azote de huleras y culebros del Tren Chairo

Abrego 

Nuevamente el señor presidente futuro, Lic. Andrés Manuel López Obrador nos va a enfrentar con una encuesta a mexicanos contra mexicanos.

Ahora se trata de ponernos contra los mayas con el Tren Chairo, perdón, Tren Maya. Aunque organizaciones mayas ya lo están rechazando, él va a hacer una encuesta, desde luego quitándose la responsabilidad, pues al final dirá: “Los mexicanos quieren el tren, y es decisión de ellos, y que se frieguen los mayas”.

De por sí los yucas han querido independizarse, ahora van a hacer una caravana y se van a ir a vivir a Honduras. ¿De dónde va a sacar pasajeros el Trenecito ése, pensarán que de Tres Valles, de Jalisco, de Aguascalientes van a ir a abordarlo? Si a los balazos comemos, ahora para ir en ese ferrocarril, y más aún, a lugares caros.

¡Válganme las once mil vírgenes, de las cuales ninguna es de Tres Valles! No porque aquí no las haya, alguna se ha de encontrar, sino porque cuando nació ese detalle, Tres Valles aún no existía. Vamos, si ni siquiera estaba el PRI, ni el señor Dorantes, que tiene más de cien años.

Peor todavía, hay un video promocional para el dichoso armatoste, que auspicia AMLO, con lo cual se convierte en juez y parte, para motivar a los mexicas a que voten por el proyecto. Mejor sería que fuese un submarino, porque algo ha de haber de fondo.

Pero así sea, a ver si luego no salen con el Canal Chinanteco, para unir el Arroyo Cara Sucia de Tierra Blanca con Arroyo Coapa en el Poblado Tres, o el Funicular Náhuatl, para unir Zongolica con la Presa Temascal, todo sea para confrontar a los mexicanos contra los indígenas.

De por sí en la Zona Hotelera de Cancún solamente entran los que paguen en dólares o los políticos muy ricos, ahora en el Tren Maya, ¿pagaría usted un refresco a cuarenta pesos o una cerveza a cincuenta? Si va con cuatro de familia, ¿Está preparado para pagar dos mil pesos por un almuerzo?

Si se afirma desde hace algunos sexenios que ya toda la tierra mexicana está repartida, entonces el dicho Tren va a atravesar algunos ejidos, con lo que desaparece una fuente de trabajo, pues en el remoto caso de emplear mayas, sería con un grado inferior a peones de vía.

Pero en fin, vote usted por el Tren Maya, y no se queje si alguna otra genial idea de López Obrador le quita a su familia un pedazo de tierra para un proyecto en donde los empresarios sean los únicos que salen ganando. ¡Ay, los empresarios, ya salieron los empresarios! AMLO se va a rodear de un grupo de asesores que son empresarios.

¿En qué le puede ayudar un grupo de empresarios a AMLO? En mucho.

Influyendo en otros como ellos, no se dolariza la economía, no se fugan los capitales, no se contraen las inversiones, y no hay devaluación. O al revés, si no se les da lo que pidan. Y hay un empresario de Tres Valles y además diputado siguiéndole la corriente.

¡En la torre!, dijo el buitre y siguió bailando, pero en una vaquería y al ritmo de una bomba yucateca: “Te quiero más que a mis ojos, / más que a mis ojos te quiero / y si me sanan los ojos / te veo por los agujeros”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar