Retroceso en el Poder Judicial de Veracruz

EN LA MIRA

 SILVERIO QUEVEDO ELOX
 
 La situación que vive el Poder judicial de Veracruz parece ser de retroceso. 
 Y cuando se pensaba que con el cambio en el Tribunal Superior de Justicia del gestor de un oscuro episodio en este organismo, durante el régimen de Miguel Angel Yunes, su socio político, Edel Alvarez Peña, parecía darle un respiro y oxigenar al sistema, ha sido todo lo contrario. 
 De entrada, las negras herencias en el mismo han pasado de noche para la titular presidenta, Sofía Martínez Huerta, que además de permitirlo ha dejado crecer personajes tenebrosos, del que se han generado diversos señalamientos por su proceder y lejos de someter a investigación o revisar su actuación han sido premiados dentro del ente judicial dejando en claro que la mano de Alvarez Peña sigue presente. 
 De esta forma, ha surgido una serie de críticas para el recién nombrado Juez de Ejecución Fluvio Vista, hijo del legendario, y él sí, un señor de la política, Fluvio Vista Altamirano, pues se han soportado sus exigencias para con su situación laboral dentro del sistema judicial. Ahora el susodicho se ostenta de tener dos cargos, pues además es Juez de Ejecución administrador judicial de causas, con ello, argumentan los especialistas, viola flagrantemente la Constitución de Veracruz en su Artículo 82 pues nadie puede tener dos cargos al mismo tiempo 
  Pese a los antecedentes que tiene Fluvio Vista como servidor público se ampara, aún a estas fechas, vociferando a los cuatro vientos, que está protegido por el historial y la trayectoria de su papá el Magistrado Fluvio Vista, en forma lamentable. 
 Y tal parece que al interior ese es el mayor peso que se le da al desarrollo profesional de los responsables de la justicia, pues se le acaba de hacer Juez con una nueva modalidad. 
 Además de los señalamientos que ha tenido por parte del personal como secretarias y proyectistas, Flulvio sigue sin freno en las arbitrariedades y prepotencia dentro del cargo que ostenta, pues según versiones al interior del sistema, recientemente se le ocurrió entablar una queja en contra del Juez Rafael Agustín Hernández Virués. Pero aseguran que en el expediente de esta persona se le considera, como pocos, con una trayectoria destacada, ya con muchos años como Juez y hasta donde se sabe sin problemas con nadie de su personal, sin embargo, aseguran, las ocurrencias de Fluvio Vista no tienen límites.  
 Mal se ha visto el comportamiento de Vista debido a sus quejas en contra de los Jueces pues según cuentan en el caso de Virués entró a su privado en forma altanera haciendo uso de su prepotencia y queriéndole gritar al Juez, quien sin embargo lo puso en su lugar, y es que entonces Fluvio Vista hijo, era administrador judicial, y no obstante el impartidor de justicia lo corrió de su oficina.  
 Pero tal parece que también le gusta la venganza pues existen indicios de que pretende actuar en su contra ante el Consejo de la Judicatura porque no se le “respetó” y porque el juez hizo valer su privacidad en su área de trabajo. 
Y es que sería grave que el Consejo de la Judicatura proceda con una queja al Juez, ya que sería un mal precedente una vez que se debe recordar que cuando tomó protesta la magistrada presidenta fue objeto de insultos y de improperios por parte de la también magistrada Yolanda Cecilia lo que podría ser inclusive considerado violencia de género a una mujer, sin que se haya actuado en su contra, pero pareciera que el juez Fluvio Vista quiere mover cielo mar y tierra para que se le escuche porque se le pidió se retirara de un privado, en medio de todos los escándalos mayúsculos que hay en el propio tribunal.  
 Sería denigrante dentro del organismo que a Vista Narváez se le atendiera en forma expedita en su petición de justicia dejando impunes otras agresiones verdaderamente delicadas ofensivas y denostadoras en contra de mujeres del tribunal. 
 Cuentan en los pasillos del Poder Judicial que ese día el administrador judicial Fluvio Vista hizo alarde que tenía la protección del entonces presidente Edel Álvarez Peña, pues hay que recordar que su padre era parte del pleno, lo que no justifica la prepotencia y soberbia de un servidor público, situación que –afirman fue su mayor molestia- y al Juez Virués no le importó ya que le dijo a los cuatro vientos que eso a él no le intimidaba. 
 Y es que el trasfondo político viene de que fue precisamente Hernández Virués uno de los principales opositores a Álvarez Peña, lo que le costó que lo designara como errante por todo el Estado y que inclusive debió impugnar y tramitar un amparo que a la postre ganó, para ser regresado a Veracruz. 
 Fuentes del consejo que inclusive piden el anonimato por razones obvias señalan que la queja es la primera del año 2020 obviamente calificando como un acto de prepotencia y exceso de autoridad en esa situación ya que no consideran justo que por ser hijo del magistrado Fluvio Vista le den entrada como si se tratase de un Golpe de Estado cuando existen múltiples injusticias en el tribunal. 
 Las cosas de mal en peor y a la Presidenta Magistrada, Sofía Martínez Huerta debe demostrar que en materia de justicia no es lo mismo el “giro que el colorado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar