Pese a sentencia de la SCJN, Elektra intenta no pagar impuestos

En una maniobra que especialistas y exfuncionarios del SAT consideran destinada sólo a ganar tiempo, el Grupo Elektra del magnate Ricardo Salinas Pliego trata de impugnar una resolución de la Suprema Corte que lo condena a pagar 2 mil 636 millones de pesos de impuestos, tras una década de lucha jurídica por anular o al menos reducir ese monto, incluso invocando la Convención Americana sobre Derechos Humanos…

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).– Aunque el presidente del Grupo Elektra amagó con acudir a tribunales internacionales para denunciar violaciones a garantías y derechos fundamentales, tras una sentencia en firme de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que lo obliga a pagar, en principio, más de 2 mil 636 millones de pesos, Ricardo Salinas Pliego instruyó a su equipo de abogados para retrasar el pago de impuestos mediante un nuevo juicio con el que busca demostrar que el crédito fiscal ya prescribió.

Sin embargo, este crédito fiscal no es el más importante en el espectro de deudas que presenta ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) el Grupo Elektra, fundado hace 30 años luego de la bancarrota del Grupo Salinas y Rocha. Entre las deudas de Elektra con el SAT figura un crédito fiscal por más de 18 mil millones de pesos correspondiente al pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR) para el ejercicio 2013. Esta deuda ya estaría bajo negociación con el SAT, a pesar de que el equipo legal del empresario sigue con su desafío sistemático al fisco.

Las controversias entre el SAT y Elektra se han generado ante la intención del grupo de deducir pérdidas y defender lo que considera su derecho a pagar una tasa efectiva de impuestos más baja, tomando en cuenta sus pérdidas tras las fusiones y adquisiciones de empresas.

Con créditos fiscales entre 2008, 2010, 2011 y 2012, Elektra enfrenta la decisión del SAT de declarar inexistentes las pérdidas en venta de acciones durante esos ejercicios. Sin embargo, en un juicio correspondiente a 2013, Elektra asegura que el SAT reconoció en la liquidación de ese ejercicio que dichas pérdidas “deben reversarse, es decir, aceptar que dichas pérdidas son existentes y válidas, situación que resulta contradictoria y ocasiona un doble perjuicio a la empresa”.

Elektra reveló a sus inversionistas del mercado de valores que las autoridades del SAT le comunicaron que “no pretende beneficiarse en dos ocasiones en perjuicio del contribuyente, sino por el contrario ‘de pagarse’ los créditos fiscales de 2008, 2009 y 2010”. Dichos créditos, sin embargo, sólo ascienden a mil 800 millones de pesos, a 4 mil 916 millones y a mil 603 millones, respectivamente: un total de 8 mil 319 millones de pesos.

De esta forma Grupo Elektra –como aseguró a sus inversionistas– ya no tendrá la obligación de reversar dichas pérdidas en 2013, por lo que la contingencia se reduciría proporcionalmente. Salinas Pliego y su grupo ya están negociando con el SAT.

Fragmento del reportaje publicado en la edición 2388 de la revista Proceso, cuya edición digital puede adquirir en este enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar