La favorita del Palacio…de Veracruz

EN LA MIRA

SILVERIO QUEVEDO ELOX

 

 El fin de semana el columnista de El Universal, Salvador García Soto, señalaba que en Palacio Nacional hay preferencias por una de las tres aspirantes para ocupar la vacante de la ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Margarita Luna Ramos y cuya gestión termina el 18 de febrero, en Veracruz pasa un caso similar.

En la Suprema Corte hay tres aspirantes pero según el analista sería Yazmín Esquivel Mossa, esposa del ingeniero José María Riobóo, forma parte de la terna que el presidente Andrés Manuel López Obrador envió al Senado para elegir al nuevo ministro.

 Y es que es el empresario, un hombre cercano al Presidente de la República. Consentido dirían algunos.

Si esto forma parte de una línea que se vale desde el centro del poder, entonces lo que puede ocurrir en forma muy similar, estaría llevando el mismo camino, y nadie tendría de que preocuparse ni siquiera el «dos» en el gobierno del Estado.

Y es que recientemente en columnas salidas desde la capital del Estado, en su análisis apuntan que también en Palacio de Gobierno hay una consentida.

De la propuesta de siete aspirantes a ocupar las carteras de magistrados de un total de 400 -aquí hay más mérito por el mayor número de concursantes- para los 11 espacios que están por cubrirse en el Tribunal Superior de Justicia, sobresale una aspirante, también con especiales nexos que apuntan a la secretaría de Gobierno.

Se trata de Bertha Inés Chávez madre del secretario particular, Jorge Alberto Chávez.

 Según el portal Gobernantes.com,  “Chávez Méndez es la mamá de Jorge Alberto Chávez Méndez, secretario particular de Eric Patrocinio Cisneros Burgos, el Secretario de Gobierno que busca acomodar a todos sus incondicionales por lo que se ofrezca en un futuro no muy lejano si las cosas siguen marchando como hasta el momento pero, lo peor, es que la abogada ha tenido un pésimo desempeño como defensora pública en juzgado de responsabilidad juvenil y como jueza de juicio”.

 Y agrega: “Aún se recuerda cuando en Marzo del año antepasado, el magistrado Alberto Sosa Hernández determinó suspenderla temporalmente como titular del Juzgado de Responsabilidades Juveniles al enterarse de una denuncia que mostraba las serias irregularidades que venía cometiendo en agravio de jóvenes procesados”.

Según los analistas estos temas dan pie a pensar que hay consentidas o como dice García Soto, una similitud con el tema de una película del momento, La favorita, aunque con distinto guión. Pero similares por tratarse de un reinado.

 Pero si la estrategia o el sistema es similar, no hay nada por qué preocuparse. El cargo de Magistrada en Veracruz queda en buenas manos, como el eslogan de Chedraui, Y “La Familia está de acuerdo”.

MUY EN CORTO

 MÁS LEÑA AL FUEGO CON EL FISCAL.  Como si el horno estuviera para bollos, este fin de semana al personal -de no una sino de dos oficinas regionales- de la Fiscalía General del Estado (FGE) les entró un fervor desbordado por la virgen de La Candelaria al grado que dejaron botado el trabajo y de plano cerraron las oficinas. Y una vez más se armó la grande.

 Esa que no termina, porque unos acusan otros desmienten. Como si se tratara de solo negar por negar y no de accionar para ponerle fin a la insolencia y al revanchismo.

 Por ejemplo,  el domingo  fue muy claro lo ocurrido en Atoyac, donde el secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros, diputados locales y alcaldes de la región fueron en caravana a las oficinas de ese municipio de la zona centro, pues tenían la encomienda del gobernador Cuitláhuac García Jiménez de “atender” (con la connotación que se le quiera dar) un homicidio ocurrido horas antes en la comunidad de Potrero.

 Según Cisneros Burgos, intentó comunicarse por teléfono con el fiscal Jorge Winckler, pero no tuvo éxito, por lo que decidieron ir a las oficinas de la FGE pero a decir de los asistentes, ni siquiera había personal de guardia. Se le pusieron de pechito para que el funcionario siga atizándole al fiscal y su cuestionable labor.

Un día antes, un caso parecido ocurrió en el municipio de San Andrés Tuxtla, donde ni siquiera había velador en la oficina de la Fiscalía, lo que hacía imposible acudir a denunciar un delito.

Este hecho fue reportado en redes sociales… ahí los colegas reporteros consignaron que había varios ciudadanos que acudieron a las oficinas porque habían sido agraviados, pero nadie les pudo recibir sus denuncias.

Para colmo, y como suele ocurrir en este tipo de casos, no faltaron los chismosos que ubicaron, aparentemente, a la nueva  fiscal Adela Alvarado, en las fiestas de la Candelaria, en Tlacotalpan, por lo que en San Andrés se armó todo un mitote al respecto.

Si en Palacio de Gobierno necesitaban un pretexto para seguir dándole palazos al fiscal que nomas no se quiere ir, pues sus propios subordinados les están dando carnita. Seguro habrá sendos jalones de orejas.

 Lo que es cierto es que se debe ya dejar al lado el chismorreo, y tomar con seriedad este tema.

Se sabe de muy buena fuente, que muy pronto habrá sorpresas. Sin tanto ruido, por cierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar