fbpx
viernes, mayo 17, 2024
salud

Inyecciones Covid pueden provocar «turbo-cáncer»

El Dr. William Makis, oncólogo e investigador del cáncer canadiense, declaró sobre el alarmante aumento de los “turbo-cánceres” posteriores a la inyección Covid, nuevo término para describir cánceres de crecimiento increíblemente rápido en personas que han recibido una o más de estas inyecciones.

Desde inicios de 2022, https://www.nature.com/articles/s41416-021-01618-0), alertaban de que el uso de estas inoculaciones, de plataformas nuevas y basadas en terapia génica, podía ser peligroso e incrementar el riesgo de que ocurriera cáncer que prolifere rapidisimo (de ahi el término turbo cáncer, conocido como hiperproliferación tumoral).

«Los cánceres en etapa avanzada están devastando a los estudiantes después de los mandatos de vacunación universitaria» dice el Dr. Makis y ha publicado una lista de 72 historias trágicas de linfoma, leucemia, cáncer cerebral y más.

Un ejemplo de esto se detalla en un estudio de caso de septiembre coescrito por el Dr. Peter McCullough describe el rápido deterioro de un hombre de 56 años que a los pocos días de recibir la inyección de Covid desarrolló parálisis de Bell, que progresó hasta convertirse en un tumor agresivo en la oreja y la cara.

Como señala en el estudio del informe :

“La malignidad era de origen cutáneo y el caso mostró síntomas consistentes con la parálisis de Bell y la neuralgia del trigémino que comenzaron cuatro días después de la vacunación… En este estudio describimos todos los aspectos de este caso y discutimos los posibles vínculos causales entre la rápida aparición de este cáncer metastásico y vacunación con ARNm .

“Colocamos esto en el contexto de múltiples deterioros inmunológicos potencialmente relacionados con las inyecciones de ARNm que se esperaría que potenciaran una presentación y progresión más agresiva del cáncer.

“El tipo de malignidad que describimos sugiere un riesgo poblacional de aparición de una gran variedad de células cancerosas de fenotipo basaloide relativamente comunes, que pueden tener el potencial de provocar enfermedad metastásica. Esto puede evitarse con un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado.

“Dado que la parálisis/dolor facial es uno de los eventos neurológicos adversos más comunes después de la inyección de ARNm, se debe realizar una inspección cuidadosa del tejido cutáneo/blando para descartar malignidad.

“Se lleva a cabo una extensa revisión de la literatura, con el fin de dilucidar la toxicidad de la vacunación con ARNm que pudo haber provocado la muerte de este paciente. Las investigaciones clínicas de rutina preventivas y precisas pueden potencialmente evitar mortalidades futuras”.

Otro informe de caso , publicado en noviembre de 2021, describió la progresión notablemente rápida del linfoma angioinmunoblástico de células T en un hombre de 66 años, pocos días después de recibir su tercera inyección de Pfizer.

Irónicamente, recibió la inyección para protegerlo durante la quimioterapia y, en ocho días, el cáncer explotó y se extendió como la pólvora. Según Makis, ese tipo de progresión normalmente llevaría un par de años, o como máximo unos meses.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar