martes, julio 23, 2024
ColumnasPolítica

De la Austeridad a la mezquindad

Calor Político

Desde que López Obrador anunció la llamada austeridad republicana para que se acabaran los privilegios de los altos funcionarios nadie imaginó que eso provocaría que de manera escalonada dicho concepto fuera retomado por los gobiernos locales al grado que hoy los de hasta abajo tengan salarios fuera de serie, sueldos desconectados de la realidad económica que vive el país con gobernantes que pregonan un escenario totalmente distinto a lo que viven los que dependen de la federación.

Y así, los tuxtepecanos por ejemplo; viven en carne propia esa situación a la que hoy han nombrado como la mal llamada austeridad republicana, una austeridad que se asemeja más a la mezquindad de quienes operan un presupuesto mayor a los otros periodos de gobierno que le antecedieron y, que 770 millones de pesos planteados para ejercer este año no sean suficientes para por lo menos en estos primeros 100 días de gobierno se mejore la iluminación de los espacios públicos más importantes de la ciudad como el parque Juárez. O con lo recaudado de impuestos municipales ya se hayan comprado por lo menos dos camiones para recolectar la basura en la ciudad.

Quienes analizan el actuar del gobernante en turno señalan que la Austeridad está reflejando otra cosa, que el dinero si está presente en las arcas municipales pero que su destino no se ve por ningún lado. Los problemas en la ciudad siguen y solo vemos a un presidente tomarse la foto en todos los eventos donde se hace presente para justificar que está haciendo algo por este municipio. Una especie de influencer de muy mala calidad que envía un mensaje claro de que ya anda en campaña rumbo al 2024 y solo aquellos que lo adulan y le besan los pies no se dan cuenta de eso.

Ya lo evidencio Carlos Loret de Mola la austeridad republicana es para la mayoría de los mexicanos menos para quienes gozan de los privilegios del poder… Ya veremos donde terminan esos recursos que no se ven aplicados en estos primeros 100 días, dicen por ahí todo a su tiempo.

Problemas

Trascendió que el Gobierno Municipal de Tuxtepec enfrenta serios problemas legales debido a las pifias que ha venido cometiendo su departamento jurídico al igual que el Cabildo que a ciegas ha estado aprobando reglamentos que aún no han sido avalados por el Congreso del Estado, pero que ya están aplicando.

Se dice que existe una lluvia de amparos en contra del Ayuntamiento ante los errores exhibidos de quienes llevan el control de los temas jurídicos de la administración. De continuar en está dinámica meterán en serios problemas al inquilino de palacio.

Ya lo dicen los abogados de esta ciudad Tuxtepec no es Chiltepec.

De la debilidad del presidente

El excesivo dispositivo de seguridad frente a una manifestación pacífica que ni siquiera se ocupó de ingresar a las instalaciones del palacio municipal con elementos federales en días pasados evidenciaron al presidente municipal de Tuxtepec de tener miedo y carecer de capacidad política para atender un tema que lleva días en sus manos y, que bajo toda una serie de pretextos no había resuelto.

La actitud mostrada ese día por parte de quien presumió en campaña de tener muchos años en política se redujo a la cerrazón de alguien que no es de Tuxtepec y no le interesa en lo más mínimo resolver los pequeños detalles que más adelante se podrían convertir en el rechazo masivo de los ciudadanos.

La idea descabellada de la famosa austeridad republicana en la que se pregona el ahorro en el municipio ya dejó como resultado que los principales temas que deben atenderse en los primeros cien días estén en el limbo o quizás en algún lugar de San José Chiltepec.

Es decir; la Austeridad del plebeyo chiltepecano es: ¿atesorar todo y no compartir nada?, bajo el pretexto de que le interesa mucho cuidar el dinero de los 770 millones de pesos del presupuesto que le llega al municipio, después de haber sido diputado local y federal sin hacer nada como lo que hoy expone en sus diálogos, eso no se lo cree; nadie.

Quienes observan esta situación señalan que ahora resulta que Tuxtepec tiene a un pony presidente que quiere imitar a los empleados de COMETRA. Ó acaso ¿El dinero del pueblo ya no es para el pueblo? y, tiene que ser para alguien más… Buena pregunta dijera el chavo…

La campaña de los propios ciudadanos de que Tuxtepec no es Chiltepec comienza a tomar fuerza sobre todo porque hoy el presidente de la segunda ciudad más importante de Oaxaca, se comporta como un hombre anti social, apático, desinteresado y que no le importa en lo más mínimo ganarse la aceptación de un pueblo que ya de por si lo rechaza por haberse impuesto para gobernar una ciudad en la que lleva poco tiempo viviendo y que el mismo, en diversos eventos ha demostrado no tener el arraigo, como ocurrió en la elección de presidentes de colonia cuando estuvo presente en una casilla donde surgió un detalle con reporteros críticos de su gobierno que viven por esa zona.

La militarización del palacio municipal durante la protesta sindical envió un claro mensaje de que todo aquel que quiera ser escuchado por el mandatario local tendrá que pasar por encima del cerco de seguridad implantado con elementos de la talla de la Marina Armada de México, organización respetable y reconocida por el pueblo en general; pero que ayer fue exhibida en un acto del que no era necesario que estuvieran ahí al menos para combatir al mismo pueblo que se manifestó de manera pacífica. Algo que ni el propio Andrés Manuel López Obrador utiliza cuando se presenta en alguna plaza o ciudad donde lo reciben con protestas en su contra.

Como dije el Lic. Guzmán una cosa es ser peje y otra una simple pepesca… Pero que necesidad dijera Juan Gabriel, aunque lamentablemente ese es el nivel de política de quien dirige el Ayuntamiento de la 4T, Plop…

Todo en lo oscurito

Nuevamente salió a colación la falta de información sobre la obra de SEDATU por parte del Gobierno Municipal hacia uno de los locatarios y un sector de deportistas que en días pasados salió en defensa de los árboles que se encuentran en la zona donde se ubica la trota pista de los cuales se sintieron amenazados de que serán talados.

La falta de información de este proyecto deja entrever que existen muchos intereses creados por esta obra sobre todo cuando se dijo que los materiales e insumos para la misma serán comprados en esta ciudad, pero para el inquilino de palacio no decir los millones que se invertirán ya se hizo costumbre como si fuera algo que de lo que tiene miedo exponer ante la ciudadanía.

Quienes conocen de estos menesteres argumentan que Irineo Molina deja entrever que a quienes gobierna no tienen la capacidad de discernir el proyecto, pero además exhibe que detrás de la obra hay mucho de lo que se debiera estar informando pero no se hace. Zaz…