lunes, julio 22, 2024
Nacional

Joven agredido en la Roma perdería el gusto y el olfato para siempre; agresor quería «matarlo», asegura su padre

Manuel Nava declaró que su hijo, Andro, podría perder de manera permanente el gusto y el olfato debido a la agresión recibida el pasado domingo

Manuel Nava, padre del menor herido con un ladrillo el pasado domingo en la colonia Roma, declaró que su hijo podría perder el gusto y el olfato de manera permanente tras la fuerte agresión sufrida mientras comían en una taquería de la colonia Roma.

Los hechos fueron captados por las cámaras de vigilancia del establecimiento y dieron la vuelta al mundo; la agresión ha generado una ola de indignación generalizada entre la sociedad ante este acto de violencia. El padre de Andro Manuel Nava aseguró además que el objetivo del agresor era matar a su hijo ya que este acto no corresponde a una persona que padece de sus facultades.https://90a34abb463ad7177ff6fd17173de170.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html?n=0

El pasado domingo Andro Nava recibió de un fuerte golpe provocado por un hombre que le lanzó un tabique en la cabeza, acción que podría dejar al menor con secuelas permanentes tales como la pérdida del sentido del gusto y del olfato. El agresor, presuntamente un hombre en situación de calle, fue detenido el pasado lunes con varias dosis de cocaína, informó la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México.https://d-844077802182597313.ampproject.net/2204221712000/frame.html

Difunden foto de Andro y su padre instantes previos a la agresión

La noche de este martes, la cadena Imagen Televisión difundió una fotografía en donde se puede observar a Andro y su padre, Manuel, solo momentos antes de que fuera agredido con un tabique en la cabeza. A solo tres días de los lamentables hechos, y luego de ser entrevistado en Aristegui Noticias, el padre del menor narró cómo sucedieron los hechos.

Imagen del agresor de Andro Nava. FOTO: Especial

Manuel Nava destacó que se encontraban en la taquería «Taquearte» y casi estaban a punto de retirarse: “De pronto este tipo sale de por ahí, Andro está de espaldas y estamos platicando en la mesa y solo escucho el golpe, fue tan rápido que pensé que era un asalto”, declaró.

La secuencia de hechos fue captada por una de las cámaras del establecimiento: “Me eché para atrás, tomé un tubo para defenderme pero el tipo corrió y Andro estaba tendido en la mesa, personal del lugar pidió una ambulancia”. Manuel Nava recordó que a la media hora de llegar al hospital y dieron de alta a Andro, pero en el trayecto le dieron algo de comer y el menor no pudo percibir ni olor ni sabor. 

Fotografía de los momentos previos al ataque. FOTO: Especial

“Llegamos al hospital, lo dieron de alta a la media hora, pero en el trayecto dice que se siente mal y se da cuenta porque le dimos algo para comer y dijo que no le sabía nada y también se usó alcohol en las manos y tampoco pudo olerlo”, declaró. Tras la detención del hombre responsableManuel Nava aseguró que el objetivo del agresor era matar a su hijo y que la acción no fue un acto de una persona que padece de sus facultades: “su intención era matarlo”, concluyó.