fbpx
lunes, abril 22, 2024
Deportes

El Tri podría quedar fuera del Mundial

Yon de Luisa, presidente de la Federación Mexicana de Futbol, ha dado un golpe en la mesa. El castigo de FIFA a la Selección Mexicana por el grito discriminatorio, multa y dos juegos de veto, ha sido el colmo para el directivo que hace un enérgico llamado: «Hay que parar ya», y aceptó que ir al Mundial de Qatar 2022 y la sede del 2026, está en riesgo.

En conferencia de prensa, De Luisa señaló que a pesar de todos los esfuerzos que ha hecho la FMF, los clubes y los medios de comunicación «esto no ha sido suficiente. Pido parar ya. El grito de ‘Puto’ nos está alejando de la Selección».
Desde septiembre de 2019, explicó: «presentamos el protocolo antidiscriminatorio debido a la modificación del artículo 13 de la FIFA que señala como sancionable cualquier acto discriminatorio».

De Luisa hizo un resumen de todo lo que ha hecho la FMF y los clubes para tratar de evitar estos gritos, lo que claramente no ha dado resultado. «Esto ya no es divertido.

Después de las multas y vetos, que es donde estamos, seguirá la reducción de puntos, el perder el partido, la exclusión de un torneo y el descenso de categoría, en lo que a clubes se refiere».

El presidente de la FMF quiso ser enfático: «Esto es crucial, si no paramos esto puede ser devastador. Claro que está en riesgo el Mundial… Cómo queremos ser sede (para el 2026), si no podemos tener gente en nuestro estadio. Ojalá que las próximas sanciones nunca lleguen».

Lee más: Otro castigo México por grito homofóbico

Fuente: El Universal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar