El peor año de la corrupción de Lety López

Córdoba, Ver. – Se ha cumplido un año de uno de los peores actos de corrupción que ha vivido Córdoba, el pasado sábado 22 de febrero del 2020 elementos de la Policía Municipal fueron cruelmente asesinados por delincuentes que aprovecharon la mezquindad de la presidenta municipal, Leticia López quien los opuso como “carne de cañón” en torres de videovigilancia hechizas sin ningún tipo de protección.

Los elementos de seguridad realizaban habitualmente su jornada de vigilancia al interior de una de las torres ubicada sobre el bulevar Córdoba-Fortín a la altura de conocido centro comercial, cuando fueron sorprendidos por los delincuentes sin tener si quiera la oportunidad de repeler el ataque.

De acuerdo con documentos oficiales del Ayuntamiento de Córdoba, las estructuras de fibra de vidrio que en un principio se dijo contaban con sistemas de blindaje, fueron adquiridas por un costo de 7.5 millones de pesos. Sin embargo, posteriormente se supo que las estructuras habían sido recicladas de un taller de chatarra.

A un año del fatídico hecho, Leticia López está más preocupada por lograr mantener a sus hijos en la vida política, como sucede con su hija y excandidata perdedora, Leticia Luz, quien figura como regidora en la planilla del priista y ahora candidato de Acción Nacional por la alcaldía, Guillermo Rivas.

Mientras López vive su “año de Hidalgo”, comerciantes del mercado Revolución siguen esperando que se concluya la obra de reconstrucción del zoco. Tras la explosión de la primera sección la madrugada del pasado 31 de enero del 2020, “no hay para para cuando” se entregue la obra que la presidenta municipal comprometió, esto aun cuando aseguraba contar con los recursos suficientes para solventar los trabajos.

En el aniversario del siniestro, comerciales colocaron mantas en los accesos del mercado para exigir a las autoridades “competentes” no dejen en el olvido a los afectados. Sin embargo, no obtuvieron respuesta alguna.

Por si esto fuera poco y como una característica de los panistas, ni Leticia López ni su homólogo, de Fortín, Antonio Mansur Oviedo, han dado resultados a la población, pues tampoco lograron cumplir con ese proyecto de creación del tan famoso bulevar en lo que hoy es la calzada Morelos.

Con bombo y platillo ambos alcaldes gritaban a los cuatro vientos “que habían unido fuerzas” para desarrollar la obra considerada de alta necesidad y beneficio para los habitantes de ambos municipios, hecho que a todas luces quedó solo en promesas al anteponer sus propios intereses al de la ciudadanía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar