El Gobierno de México anuncia el Plan Nacional de Refinación que asegurará el acceso a la energía y al desarrollo equilibrado

:: En Dos Bocas, Tabasco, se construirá la séptima refinería del país y se rehabilitarán las de Minatitlán, Salamanca, Tula, Cadereyta, Madero y Salina Cruz, lo que permitirá que en el 2022 se procesen 1 millón 863 mil barriles de petróleo por día.

Secretaría de Energía.

La transformación industrial es prioridad del Gobierno de México. La movilidad del país depende del sector energético.

Entre autos, líneas aéreas y transporte público y de carga, México actualmente suma 40 millones de unidades en su parque vehicular. Todos requieren combustible, gasolinas, diésel, turbosina, lubricantes y derivados.

Debido a la falta de inversión en los últimos años, la producción de las seis refinerías del Sistema Nacional de Refinación ha caído hasta valores por debajo del 40% de su capacidad, lo que ha provocado un aumento en las importaciones.

Hoy, como Gobierno de México, responsable de satisfacer los servicios básicos de la población, anunciamos el Plan de Producción de Combustibles: se rehabilitarán las seis refinerías existentes, implementaremos una estrategia de mantenimiento exhaustivo en las plantas de proceso, para atender los equipos y las instalaciones que han sido descuidadas. Con ello, se logrará aumentar la producción de gasolinas y combustibles.

Para lograrlo, el primer año se rehabilitará:

  • Refinería de Minatitlán
  • Refinería de Salamanca
  • Refinería de Tula
  • Refinería de Cadereyta
  • Refinería de Madero
  • Refinería de Salina Cruz

Al aumentar la producción en cada una de nuestras instalaciones, la inversión se recuperará más rápido. El objetivo es que el conjunto de nuestras refinerías pueda procesar 1 millón 540 mil barriles de petróleo diario. Esa es su capacidad de diseño.

En este sentido y con una visión de crecimiento económico, tecnológico e industrial, damos paso al gran proyecto de construcción de la séptima refinería en México: La Refinería de Dos Bocas.

Entre sus beneficios estará instalar servicios de calidad y propiciar una importante derrama económica, así como impulsar la economía en el sureste.

La refinería contará con 17 plantas de proceso, 93 tanques y esferas, y un sistema de generación de energía autosuficiente. Asimismo, en el pico de su construcción, se crearán 23 mil empleos directos y 112 mil indirectos, para un total de 135 mil.

Será autosustentable, con eficiencia, energética y comprometida con estándares internacionales en la preservación del medio ambiente. Será un proyecto integral que asegurará el acceso a los mexicanos a la energía y al desarrollo equilibrado.

Sus cuatro ejes son:

  • La seguridad energética.
  • El acceso equitativo de la población al uso de la energía.
  • La responsabilidad ambiental.
  • Un precio justo de los combustibles en el mercado.

Se proyecta que Dos Bocas procesará 340 mil barriles de crudo al día para obtener 170 mil barriles de gasolina y 120 mil de diésel de ultra bajo azufre diarios, pues producirá el equivalente a casi el 30% de las gasolinas que actualmente importamos. Así, reduciremos significativamente la dependencia de importaciones.

Dos Bocas cuenta con una importante infraestructura para abastecer de crudo, que permitirá la cobertura de envío a la zona Centro-Occidente, la Península de Yucatán y el Pacífico Sur.

La nueva refinería contará con tecnología de punta en todas sus plantas para procesar con eficiencia los crudos de la región y lograr altos rendimientos de refinados, lo cual mejorará su disponibilidad y precio.

Dos Bocas se enmarca en el Proyecto de Nación y forma parte de un gran programa de infraestructura en el sureste que se suma a los proyectos del Tren Maya y el Corredor Transístmico, en el Istmo de Tehuantepec.

Las ventajas de localizar la refinería en Dos Bocas, Tabasco, son: disponibilidad de crudo, arribo de ductos marinos, infraestructura para el almacenamiento y transporte de productos, instalaciones de cabotaje para la salida de productos.

Esto lo vamos a lograr con el reconocimiento a la capacidad de los trabajadores petroleros comprometidos con México, que saben hacer las cosas, que ya demostraron que en México si somos capaces, que sí podemos.

En el 2022, con nuestras siete refinerías procesaremos 1 millón 863 mil barriles de crudo por día, de los cuales obtendremos 781 mil barriles de gasolina y 560 mil barriles de diésel por día.

Dos Bocas significa un nuevo horizonte de combustibles para México.

La nueva refinería generará bienestar económico y social en la región.

Dos Bocas es mucho más que un paso en la industria del petróleo. Es la forma en la que recuperaremos la soberanía en combustibles.

Dos Bocas significa llevar bienestar a todos los rincones del país.

Dos Bocas significa incluirnos a todos en el progreso de la nación.

Dos Bocas significa invertir en nuestro futuro.

Llegó el tiempo para nosotros.

Hoy México ya despertó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar