fbpx
domingo, mayo 26, 2024
Nacional

El drama del delantero mexicano: sin oportunidad de gol en su propia liga

La falta de goles es el talón de Aquiles del futbol nacional. Esta situación ha llevado a los directores técnicos a alinear como delanteros a jugadores no nacidos en México. Pero esa estrategia, además de relegar a los nacionales, no ha dado los resultados esperados, revelan las estadísticas.

La falta de goles es el talón de Aquiles del futbol nacional. Esta situación se viene agudizando cada año y ha llevado a los directores técnicos a alinear como delanteros centrales a jugadores no nacidos en México. Pero esa estrategia, además de relegar a los nacionales, no ha dado los resultados esperados, según revelan las estadísticas. Para José Luis Sánchez Sola, El Chelís, el hecho de que en la Liga MX se privilegie a futbolistas naturalizados se debe a que los directivos optan por directores técnicos no nacidos en México, pues consideran que “el entendimiento y comunicación resultará mejor entre ellos que si los dirigiera uno nacional”.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).– Para el torneo Clausura 2022 se registraron 448 futbolistas, de los cuales 165 eran extranjeros. La cifra revela un tema sustantivo que afecta de manera directa al Tri: la falta de gol.

Los jugadores no nacidos en México que alinearon como delanteros centrales fueron 37; sólo 24 mexicanos se desempeñaron en esa posición. La falta de minutos para los jugadores mexicanos en comparación con los extranjeros no permite que los primeros sean considerados como opción natural de recambio en la búsqueda del gol.

Se ha llegado al lugar común de que los entrenadores que dirigen a la Selección Nacional piensen en delanteros naturalizados, como Guillermo Franco, Matías Vuoso y, de manera más reciente, Funes Mori.

Del 27 de enero al martes 14 de junio, el representativo nacional tuvo 12 partidos oficiales: seis clasificatorios al Mundial de Qatar 2022, cuatro amistosos y dos de la Nations League Concacaf. En esos encuentros los futbolistas dirigidos por Gerardo El Tata Martino anotaron 12 goles (incluido un autogol); uno por partido, en promedio.

 Aun cuando el número puede no ser alarmante, debe considerarse que el Tri no anotó en cinco de esos encuentros. Además, de los 12 tantos, cinco fueron obra de los delanteros centrales, aunque tres llegaron por la vía del penalti.

Raúl Jiménez, quien a lo largo del proceso mundialista del Tata Martino fue elegido como el hombre de área, no consigue la brújula que lo oriente a las redes rivales. Tras el empate 0-0 ante Ecuador del martes 5 de junio, El Lobo de Tepeji sumó 863 minutos en 11 encuentros sin poder marcar un gol que no fuera por un tiro de penalti. La última ocasión en que Jiménez anotó en una jugada ocurrió el 17 de noviembre de 2020, cuando el Tri venció 2-0 a Japón en un duelo amistoso.

Y ni qué decir de los goles conseguidos en la eliminatoria rumbo a Qatar 2022, México anotó en 17 oportunidades (en 14 juegos), mientras que Canadá, primer lugar de la tabla, hizo 23 y Estados Unidos, que ocupó el tercer peldaño, consiguió 21. Por su parte, Panamá, quinto lugar en la clasificación, tuvo el mismo número de goles que los mexicanos.

El marcador más holgado que tuvo fue de 3-0, cuando enfrentó en un juego amistoso a Surinam, selección que hasta el cierre de edición ocupa el lugar 141 en el ranking de la FIFA. Para encontrar la última ocasión en que los comandados por Martino lograron un 3-0 en un encuentro que no fuera amistoso hay que remontarse al 10 de octubre de 2021, cuando vencieron a Honduras por la eliminatoria.

“Nosotros creemos ser un equipo que elabora bien hasta tres cuartos de cancha, llega bien hasta los lugares en donde se puede acceder con superioridad numérica, pero tenemos un déficit importante. En los primeros dos años teníamos un promedio de tres goles por partido y hoy somos un equipo que hemos retrocedido mucho en esto”, declaró el timonel rosarino en una entrevista en junio de 2022.

Y añadió: “La contundencia tiene que ver con la tranquilidad, no solamente a la hora de hacer un gol, sino a la hora de elección de pase, a la hora de una gambeta y encarar con confianza. Eso es un tema que tenemos que recuperar”.

Ante la ciénaga de incertidumbre por la falta de gol, el timonel rosarino llamó al argentino naturalizado mexicano Rogelio Funes Mori. El ariete de Rayados debutó con el Tri el 3 de julio de 2021 ante Nigeria, duelo en el que incluso sumó su nombre al marcador de 4-1 con el que México ganó. En 15 partidos anotó en cinco ocasiones. Sin embargo, una lesión en la rodilla izquierda terminó por alejarlo de las convocatorias de Martino.

Las opciones

La Liga MX tendría que permitirle a Martino contar con diferentes opciones para el ataque y que, claro, le ayuden a encontrar el gol. Ya sea como una alternativa ante los pocos minutos de quienes militan en Europa y que puede llevar a la falta de ritmo, así como para cubrir la baja por la lesión de alguien e incluso la negativa a la convocatoria del máximo artillero en juegos oficiales con la selección nacional: Javier Chicharito Hernández, con 52 goles.

Sin embargo, la realidad es otra al momento de establecer la oportunidad que se les brinda a los jugadores que ocupan la posición de delantero central en la liga local. Durante el torneo Clausura 2022, de los 18 clubes de la Liga MX, sólo 14 contaron con al menos un delantero mexicano entre sus filas, mientras que Juárez, Necaxa, Tigres y Toluca optaron por un extranjero. 

Podría pensarse que el Guadalajara fue el equipo con mayor número de mexicanos en esa posición y, aunque contó con tres nombres (José Juan Macías, Ángel Zaldívar y César Huerta), fue el conjunto del Puebla el que brindó una mayor proyección a sus jugadores al contar con cuatro (Guillermo Martínez, Martín Barragán, Amaury Escoto y Ángel Robles).

Por su parte, Necaxa (Milton Giménez, Rodrigo Aguirre, Maximiliano Salas y Facundo Batista) y Rayados (Rogelio Funes Mori, Joel Campbell, Vincent Janssen y Duvan Vergara) fueron los clubes que tuvieron mayoría de extranjeros para cubrir (o al menos intentarlo) el ataque.

El artículo 48 del Reglamento de Competencia 2021-2022 de la Liga MX establece que “dentro de los 11 jugadores titulares, únicamente podrá haber hasta ocho NFM (no formados en México)”. Esto da la posibilidad a los directores técnicos y directivos de fijarse en una primera instancia en futbolistas extranjeros en lugar de darle la oportunidad a un mexicano.

José Luis Sánchez Sola, El Chelís, explica que el hecho de que en la Liga MX prevalezca la elección para alinear a jugadores extranjeros se debe a que los directivos optan por directores técnicos no nacidos en México, pues consideran que “el entendimiento y comunicación resultará mejor entre ellos que si los dirigiera uno nacional”.

Durante el inicio del Clausura 2022, 14 de los 18 directores técnicos fueron extranjeros, siete de ellos oriundos de Argentina.

Guillermo Almada, timonel uruguayo del Pachuca, comentó en una entrevista en febrero de 2022: “Muchos entrenadores optan por lo más fácil, sin hacer una crítica a nadie porque cada quien planifica como uno entiende, pero a veces se piensa en el jugador extranjero de más trayectoria para que no haya margen de error”, pero para él la confianza es importante, por lo que hay que encontrar un equilibrio con los mexicanos jóvenes.

El promedio de edad de los delanteros extranjeros de la Liga MX es de 27.6 años, siendo el más longevo de ellos André-Pierre Gignac (Tigres) con 36; el más joven es el chileno Iván Morales (Cruz Azul) con 22. En cuanto a los artilleros nacionales, la media fue de 24, y Miguel Sansores, jugador de Mazatlán, resultó el de mayor edad con 31; el más joven fue Christian Leyva (Tijuana), de 18.

En la misma entrevista, Almada dijo que hay que confiar en los jugadores mexicanos jóvenes; “lo primero en que se piensa es en traer a un extranjero de experiencia, pero hay que tener una visión distinta, hay que mirar para adentro”.

En cuanto a los 37 delanteros no nacidos en México se refiere, 33 pertenecen a la Conmebol (13 de ellos son de Argentina), sólo uno es de la Concacaf (Costa Rica) y tres provienen de la UEFA (un francés, un español y un neerlandés).

Magra cosecha

Acerca de la contratación de jugadores, El Chelís explica que el hecho de que un equipo gaste mucho, no implica que “necesariamente esté comprando al mejor o a la pieza idónea”. Situación que resulta por demás evidente cuando se habla de delanteros, ya que los goles, inevitablemente, forman parte sustancial sobre cómo medir su rendimiento.

El promedio de minutos que los 37 delanteros extranjeros jugaron durante el Clausura 2022 fue de 488 (12 partidos) con una media de tres goles; sólo siete de ellos no anotaron. Mientras que los atacantes mexicanos promediaron 335 minutos (10 juegos) y una media de un gol conseguido (10 de ellos no lograron anotar).

Del lado de los extranjeros está lo hecho en el torneo anterior por el francés Gignac (con un valor de 1 millón y medio de dólares), pues anotó 11 tantos en 16 encuentros de la fase regular. Incluso se coronó campeón de goleo. Situación por completo diferente a lo conseguido por el atacante de Rayados, el neerlandés Vincent Janssen (con un valor de 2 millones 600 mil dólares), anotó un solo gol en 15 partidos disputados.

Por parte de los arietes nacionales, el de mejor desempeño en cuanto a números fue Santiago Giménez, pues El Chaquito (con un valor de 4 millones de dólares) anotó cuatro tantos en 16 duelos. Caso distinto al de Eduardo Aguirre (con un valor de 2 millones de dólares), ya que el dorsal número 19 del conjunto de la Comarca Lagunera consiguió marcar en tres ocasiones a lo largo de 17 encuentros. Los centros delanteros extranjeros sumaron un total de 113 goles; los mexicanos, sólo 36.

De los 24 atacantes nacionales, ocho no pudieron anotar un gol a pesar de ver actividad durante el torneo Clausura 2022: Christopher Trejo (15 juegos, 339 minutos) de Atlas; Édgar López (9/237); Gerson Ogara (1/24) y Christian Leyva (10/163) de Tijuana; Luis Calzadilla (4/25) de Atlético de San Luis; Ángel Robles (6/216) de Puebla; Emanuel Montejano (2/28) de Pumas, y Jesús Godínez (6/11) de Querétaro. Los ocho delanteros promediaron un total de 130 minutos como oportunidad para poder conseguir un gol.

En contraparte, fueron siete los artilleros extranjeros que no consiguieron romper con una sequía goleadora en el anterior torneo: Ignacio Jeraldino (12 partidos, 167 minutos) de Santos Laguna; Iván Morales (11/342) de Cruz Azul, Franco Troyansky (13/203) de Atlas; Andrés Vombergar (5/52) de Atlético de San Luis; Darío Lezcano (7/386); Maximiliano Silvera (14/ 972) de Juárez, y Jonathan Dos Santos (4/ 249) de Querétaro. Estos atacantes tuvieron una media de 338 minutos como oportunidad para poder anotar.

Otra de las maneras en que se puede evidenciar el cómo los delanteros mexicanos han perdido terreno ante los atacantes extranjeros es mirando las tablas de goleo. En los cuatro certámenes más recientes sólo aparecen nombres de jugadores no nacidos en México.

Y a lo largo de los últimos 22 años solamente cinco delanteros mexicanos han conquistado el título de goleo: Alan Pulido (Chivas) con 12 en el Apertura 2019; Javier Chicharito Hernández (Chivas) con 10 en el torneo Bicentenario 2010; Omar Bravo (Chivas) con 11 en el Clausura 2007; Jared Borgetti (Santos Laguna) dos veces: con 13 en el Verano 2001 y con 17 en el Invierno 2000, y Everaldo Begines (León) con 14 en el Verano 2000.

Ángel Reyna (América) lo consiguió durante el Clausura 2011 con 13, sin embargo, se desempeñaba como medio ofensivo. 

Reportaje publicado el 19 de junio en la edición 2381 de la revista Proceso, cuya edición digital puede adquirir en este enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar