fbpx
miércoles, mayo 29, 2024
Nacional

Brenda Reséndiz murió a manos su expareja, él primero secuestró a su hijo, luego le disparó dos veces por la de espalda

Jueves primero de octubre de 2021, Brenda Reséndiz Aviléz caminaba por la calle, muy cerca de la Unidad Habitacional en la que tenía su hogar, de repente se escucharon dos detonaciones de arma de fuego y enseguida el motor de un auto arrancando, reventando sus revoluciones para huir a gran velocidad, al instante ella cayó al suelo; ambos disparos le habían impactado a quemarropa.

El ataque fue por la espalda, un tiró le perforó la cabeza de manera lateral, el otro entró en su nuca, el feminicida ha sido plenamente identificado, se trata de la expareja de Brenda y padre del pequeño Anthony de cuatro años; fue él quien jaló el gatillo, quien con dos balas dejó a su hijo sin madre.https://64e2e2974d5632c81924e996fdb2954c.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html?n=0

Tenía 22 años y muchas ganas de retomar su vida tras haber vivido un infierno con el padre de su hijo. Gonzalo Reséndiz, el tío de Brenda, confiesa que el trato hacia su sobrina era injusto, pues mientras vivió en pareja, sufrió de violencia económica, y maltrato físico, y acusó a la familia del ahora presunto feminicida de “tratarla como a una sirvienta”.https://d-1467672403063184942.ampproject.net/2203172113000/frame.html

https://embed.acast.com/6167025113fcc200130cd79c/624f450c4be724001261403e#amp=1

Secuestró a su hijo y después mató a la madre

A pesar de no recibir dinero para la manutención del pequeño de cuatro años, Brenda jamás le negó al padre poder verlo o convivir con él, el día de su asesinato éste pidió ver a su hijo, con el pretexto de que lo iba a llevar a comer con su familia, la joven accedió, el niño se fue con su padre para jamás volver a ver a su mamá.

Por la forma en la que pasaron los hechos, Gonzalo no deja de mencionar que fue una red de cómplices los que asesinaron a “su niña”. El relato de los acontecimientos incluye a al menos una persona más que conducía el carro para permitir que el feminicida concluyera su crimen y huir lo antes posible.

Uno de los principales testigos del asesinato es precisamente Gonzalo, quien vio cómo el carro huía aproximadamente a las 17:30 horas sobre la calle Lago Cartina de la colonia Pensil, alcaldía Miguel Hidalgo en la Ciudad de México, con los responsables de la muerte su sobrina abordo, además de otro testigo que se ha negado a declarar por miedo.

Ese primero de octubre, Gonzalo prometió ante su sobrina, mientras era trasladada en ambulancia dando los últimos latidos, que buscaría la justicia.

“Nos hemos manifestado, hemos cerrado avenidas, hemos hecho de todo lo que está en nuestro alcance para que acaben con cárcel, la familia estamos hablando que no queremos pelea, no queremos venganza, sólo queremos justicia y que la justicia se encargue de que pague con cárcel, creo que es lo correcto en esta situación”, dice Gonzalo.

Brenda y el pequeño Anthony

Una mujer, madre joven, entregada completamente a su hijo al que buscaba darle siempre lo mejor y trabajaba jornada completa en una fábrica para conseguirlo. Ella tuvo el valor de dejar a su pareja, de dejar atrás los malos tratos y la violencia, quería seguir estudiando, todo pintaba para que la vida le permitiera cumplir sus metas; tenía un hogar, una familia, era la adoración de su tío Gonzalo y de su abuela, con quienes compartía el techo, además, su padre siempre estaba al pendiente de ella.

Su ilusión era terminar sus estudios en haloterapia, rehabilitación pulmonar, mismos que suspendió por el nacimiento de su hijo Anthony, de quien hoy se ignora el paradero, a pesar de que la familia incluso levantó una Alerta Amber por la desaparición.

Gonzalo tiene miedo que estén manipulando al niño de cuatro años en contra de su madre, tampoco sabe sí el pequeño está enterado de su fallecimiento, ni cómo lo ha tomado. Ésta es una de las más grandes batallas de la familia, recuperarlo, es la mayor exigencia del caso que está en manos de las autoridades, quienes tienen todos los elementos para hallar al padre del menor y feminicida.

Datos irrefutables en espera de sentencia

Fue el propio Gonzalo quien dio parte a las autoridades del crimen cometido en contra de Brenda, en cuanto vio aquella escena marcó al 911, a través de las cámaras del C5 fue que se pudo dar seguimiento al caso; de hecho, las autoridades detuvieron al asesino justo frente a la puerta de su casa con la portación del arma accionada contra Brenda.

Testigos, videos, detención y así la defensa el presunto feminicida aún alega su inocencia, lo que hace que se den prórrogas en las audiencias y se retrase el proceso del sujeto que se mantiene en prisión preventiva en el Reclusorio Oriente, mientras el tiempo pasa y el pequeño sigue lejos de la familia de su madre a expensas de quienes, dicho por Gonzalo, “son cómplices”.

“No sabemos nada, las autoridades no se han anunciado para nada, tanto las autoridades de la Miguel Hidalgo, tanto el gobierno y nadie nos ha apoyado en encontrar al niño”, menciona.

En la llamada, Gonzalo no refleja miedo a lo que le pueda pasar, confiesa que no puede salir a la calle como normalmente lo hacía, se cuida solo porque las autoridades le retiraron la protección, a pesar de haber pedido prórroga de esa vigilancia. Tiene amenazas de muerte, a él le llaman desde el reclusorio para amenazarle, le piden no seguir con el caso o correrá la misma suerte que Brenda.

Se sabe que la familia del hoy presunto feminicida, se dedica al narcotráfico y tienen el poder que les brinda su comercio ilegal. El miedo de Gonzalo es entorpecer el caso, hacer alguna declaración que la defensa pueda utilizar como arma para prolongarlo más, su temor radica en lo que ahora está pasando su pequeño sobrino de cuatro años, no en lo que le puedan hacer a él.

 “Yo no les tengo miedo… desde que mi sobrina subió a la ambulancia le dije que todo iba a estar bien y que su hijo iba a estar bien y yo se lo prometí. Que yo me iba a encargar que se hiciera justicia, esa promesa que le hice a Brenda, yo no voy a permitir que me amedrenten, que me quieran meter miedo, nada. 

Yo lo único que voy a hacer es que paguen con cárcel todos aquellos que le hicieron daño a mi niña, y yo no voy a dejar que esto se quede así, no cómo venganza, simplemente que las autoridades actúen, que todos paguen con cárcel, todas estas malas personas, porque son malas y no voy a permitir que mi sobrino se quede en sus manos de ellos.”

Brenda Reséndiz Aviléz. Víctima de Feminicidio 

Escucha más casos de feminicidio en Que Nadie Nos Olvide

https://embed.acast.com/6167025113fcc200130cd79c?episode-order=asc&feed=true#amp=1

Por: Paola Sánchez Castro

Edición: María José Serrano Carbajal 

Diseño: Ana Navarro e Ingrid Almaraz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar