fbpx
lunes, abril 22, 2024
Veracruz

Voladores de Papantla: Este es el origen de una de las mejores tradiciones de Veracruz

Recientemente el actor mexicano Arath de la Torre, se volvió uno de los temas principales en redes sociales luego de que protagonizara un escándalo al salir a la luz un comercial en donde asegura el famoso que los voladores de Papantla generan cero interés al público.

Bajo este panorama, miles de usuarios en redes sociales, sobre todo en Twitter, decidieron comentar al respecto, pero sobre todo una manera negativa hacia el famoso.

En este sentido, también es importante recordar cuál es el verdadero origen y la historia detrás de uno de las mejores y más reconocidas tradiciones de México, específicamente en el estado de Veracruz.

Ritual de los Voladores en México

Este ritual de los Voladores de Papantla se practica desde la América Prehispánica; es una tradición que se lleva a cabo en diversos puntos de nuestro país, tales como Hidalgo, Puebla y Veracruz, no solamente en Papantla.

Dicha danza se ha ido diversificando y popularizando alrededor del mundo, pues tiene una forma muy particular pero sobre todo arriesgada al momento de realizarse.

Es importante señalar que la mayoría de las danzas sagradas fueron prohibidas por los españoles como parte de las medidas de evangelización, sin embargo, el rito de los voladores sobrevivió en algunas regiones hasta nuestros días.

El origen de esta famosa danza

El origen de esta famosa tradición es una plegaria de la divinidad para que de esta manera haga caer la lluvia sobre los cultivos en los tiempos de sequía; por esta razón, esta danza de la fertilidad está llena de simbología.

Cada uno de los voladores representa uno de los puntos cardinales, y el personaje que toca el tambor y la flauta, es el centro de la tierra.

Respecto a los atuendos que utilizan, hacen referencia al plumaje de las aves y los listones de colores simbolizan el arcoíris que aparece después de la lluvia.

¿Qué representa esta tradición?

El descenso de los danzantes representa la caída de la lluvia, por lo que cada uno de los voladores debe ejecutar de una manera muy específica 13 veces en cada caída simulando descender, multiplicándose así por los cuatro voladores dando como resultado 52, el número de los años del calendario Xiuhmolpilli.

Aunque actualmente este proceso y danza es menos solemne, sigue manteniendo su esencia, y sobre todo busca la forma de que se siga generando esta tradición en nuestro país como parte de nuestra cultura.

FOTO: Especial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar