fbpx
martes, febrero 27, 2024
Oaxaca

Realizan Intercambio de Experiencias de Productores de Escuelas de Campo en Ojitlán

Ruta Indígena

San Lucas Ojitlán, Oaxaca.- Un grupo de Productores de Producción para el Bienestar, Estrategia de Acompañamiento Técnico, de seis comunidades de este municipio chinanteco, perteneciente a la región 8 Papaloapan, participaron este viernes en el Intercambio de Experiencias entre Escuelas de Campo para Agricultores (ECA’S) del Módulo de Intercambio de Conocimiento Integrados (MICI) en la comunidad de Nuevo Yucatán, Ojitlán.

Al respecto, Elizabeth Rodríguez Rojas, Coordinadora Territorial de la región 8 del Papaloapan, explicó que estas estrategias facilitan el intercambio de conocimientos, experiencias e innovación entre los productores de las comunicades indígenas quienes con el acompañamiento de técnicos se incentivan sus producciones desde el campo.

Rodríguez Rojas, explicó que una escuela de campo para agricultores (ECA) es un enfoque educativo participativo que, en contextos muy variados, acoge a un grupo de agricultores, pastores de ganado o pescadores para ayudarles a avanzar hacia prácticas productivas más sostenibles. La cual ofrece un espacio de aprendizaje práctico, mejorando las competencias de análisis crítico y la toma de decisiones.

Los más de ochenta productores de las seis comunidades de San Lucas Ojitlán que intercambiaron sus experiencias fueron de la cabecera municipal, Nuevo Yucatán, Cerro de Oro y de Viejo Yucatán, quienes son productores líderes e innovadores que están realizando las prácticas que a su vez replican esas prácticas agroecológicas en sus parcelas.

El propósito de la presentación de las acciones que los campesinos están trabajando es para la autosuficiencia alimentaria, que puedan tener al menos granos básicos, maíz y frijol para su alimentación y que no tengan que estar comprando y que ahora lo que produzcan les alcance para todo el año; y además el cuidado de la salud de los productores, porque en años han estado trabajando con un sistema de producción convencional que prácticamente ha obligado a los productores a depender un 80% de insumos químicos.

Por su parte, Elda Lucía Santiago Pacheco, técnico agroecológico, expuso a los productores, de la importancia de utilizar fertilizantes orgánicos sin depender de químicos, con esto se puede combatir las plagas y hierbas que han enfermado incluso a las familias, se busca además de transitar a un sistema de producción agroecológico y poco a poco ir dejando de lado los productos químicos que han causado tanto daño aparte al medio ambiente, a la salud, de suelo y al agua.

Santiago Pacheco, destacó con estrategias e innovación se pretende que las familias tengan mayor producción en sus parcelas con la implementación de los insumos elaborado con materiales de la región, que hasta el momento con experiencias de otros productores de la región ha dado buenos resultados para la nutrición y la activación de la biología del suelo; en este caso lo que es la producción de lixiviados, que es una mezcla del estiércol de ganado vacuno principalmente, rastrojos, lombrices y el agua, la cual se circula continuamente y en un lapso de 15 días dependiendo de la calidad del estiércol, se puede obtener un lixiviado de alta calidad que puede ser utilizado en la nutrición, no solamente del Maíz, sino de cualquier cultivo.

Destacó que el lixiviado es un proceso de circulación del agua por esta cama con estos materiales que se mezcla se va lavando poco a poco los nutrientes y se concentra en un recipiente mismo que pueden ocupar en las parcelas para nutrir los cultivos en vez de ocupar los agroquímicos.

Y en la reproducción de microorganismos nativos, que son los seres vivos imperceptibles a la vista humana, se observan a través de un microscópico, en este grupo se encuentran los virus, bacterias y hongos que viven en el planeta, la cual los productores a través de materiales del entorno, buscan beneficiar al suelo, el agua y la luz que son los componentes más importantes para el buen desarrollo y nutrición de las plantas, en un gramo de tierra encontramos todo un reino animal microscópico, que trabajan activamente para nutrir el suelo, que ayuda a aumentar la porosidad contribuyendo en la retención de humedad del sueño, transformando un suelo árido en un suelo fértil, abundó la técnico, Santiago Pacheco.

José Pacheco López, campesino de Nuevo Yucatán, en un primer momento cuando tuvo conocimiento de la Escuela de Campo Agrícola, compartió la idea del proyecto con sus compañeros productores de la comunidad para al formación de la ECA, en una asamblea se realizó la invitación, misma que se formó el grupo, hasta el momento se está viendo los resultados de la participación de los campesinos, la práctica es bueno desde la preparación de los materiales para el lixiviados y la creación de microorganismo para la aplicación en las plantas maíz y frijol la cual además servirá para el combate de diferentes plagas del cultivo.

La estrategia de acompañamiento técnico se lleva a cabo diferentes municipios de la región Papaloapan, con cerca de 2 mil productores incorporados en unas 80 Escuelas de Campos Agrícolas ubicados en los municipios San Juan Cotzocón, Ayotzintepec, Tuxtepec, San Miguel Soyaltepec, Acatlán de Pérez Figueroa, Cosolapa, San Felipe Jalapa de Díaz, San Pedro Ixcatlán, San Lucas Ojitlán y San Felipe Usila.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar