fbpx
sábado, mayo 25, 2024
OaxacaTuxtepec

Mosquito del dengue ya se adaptó a la Cuenca

CARLOS VALIS/CALOR NOTICIAS

Tuxtepec, Oaxaca.-El director de Salud, del Ayuntamiento de Tuxtepec, Abel Jiménez Gómez, señaló que el mosquito transmisor del dengue clásico y hemorrágico así como las enfermedades del zika y chikungunya, ya se adaptó a la Cuenca del Papaloapan.
Dijo que ya está adaptado a todas las épocas del año, ya que anteriormente al llegar los últimos meses del año disminuía su presencia y ahora es todo lo contrario.
Explicó que Tuxtepec dentro de la Cuenca del Papaloapan, es una zona endémica y de mucha densidad pluvial, por lo cual los criaderos de moscos abundan en los lotes baldíos y depósitos de agua, que permiten el criadero de larvas.
“Aunque en coordinación con la Jurisdicción Sanitaria número 3, se realizan labores de descacharrización, de limpieza de patios baldíos, con que en una colonia haya un patio sin atender los mosquitos logran reproducirse. Es una labor de todos”, dijo el doctor.
“Hay tinacos, floreros en los panteones, depósitos para uso humanos, son lugares donde el mosco deja sus larvas. Todos los años tenemos casos positivos de dengues”, abundó.
Agregó que se debe trabajar de manera exhaustiva con la colaboración de las colonias y comunidades, para erradicar esta enfermedad, pero las condiciones climáticas no permiten que se logren acciones más efectivas.
Llamó a las personas a hacer una limpieza en sus casas u organizarse con sus vecinos y exigirles a las personas con patios baldíos sin cuidado que se hagan responsables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar