fbpx
jueves, febrero 29, 2024
ColumnasVeracruz

La piedra en el zapato. De los romanos tresvallenses.

 

La piedra en el zapato, azote de huleras y culebros.

De los romanos tresvallenses.

Por Manuel Ábrego.

Suena raro hablar de romanos tresvallenses, ya lo aclararemos. Los mismos argumentos que usó La Santa Madre Iglesia Católica Romana, hace casi cien años a nivel nacional para ensangrentar al País en una guerra de católicos contra católicos, hoy los usa en Tres Valles con el mismo fin: manipular, desorientar y dividir al Pueblo.

Nuestro Señor Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por los siglos de los siglos, y teóricamente su Iglesia debió haber sido así. Pues no, sino que se ha convertido en la política más grande dela Historia, lo cual no desmiente en Tres Valles.

Desde hace décadas, las sectas de hermanos separados se han nutrido de católicos romanos, en las mismas narices de los sucesivos curas y obispos de Veracruz, y para ellos como si nada pasara. Ah, pero llega una pequeña Misión de la Iglesia Católica Ortodoxa y todo cambia. Hay que atacarlos.

No se sabe si sea porque no cobran las Misas ni los Sacramentos, o que quieran recuperar un monopolio de Dios que se les escapó hace siglos. El caso es que atacan, infringiendo con esa actitud las Leyes Mexicanas.

El caso más reciente es el de un ingeniero corifeo del cura Gelasio, quien ha ido entre otros lugares a La Guadalupe ya no solo a atacar, sino a señalar a personas devotas de la OrtodoxiaCatólica, tratándoles de lo peor, claro que en nombre de Cristo el Señor de la Misericordia.

Desde luego que va en representación de una casta sacerdotal que ve en su posición un privilegio y no una misión sacerdotal, que maneja la Religión en su provecho. Podría ser que Dios les voltee la espalda como le sucedió a los cristeros allá por los años veintes.

Da lástima el susodicho ingeniero, pues su actitud no coincide con la Caridad, ni con los postulados de San Pablo expresados en sus Epístolas, y es una demostración más de lo que dijo Paulo Sexto, de grata memoria: “El humo de Satanás se infiltró en alguna grieta de la Iglesia”.

Lo curioso del caso, es que la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público establece en su Artículo segundo párrafo c) que el individuo no será objeto de discriminación, coacción u hostilidad por causa de sus creencias religiosas.

El artículo octavo, párrafo tercero, a su vez dice que las Asociaciones Religiosas deberán respetar en todo momento los cultos y doctrinas ajenos a su religión, así como fomentar el diálogo, la tolerancia y la convivencia entre las distintas religiones y credos.

En los sesentas, la Iglesia Romana quiso influir de nuevo en la vida nacional, y fue cuando el general Cristóbal Rodríguez escribió una obra en la cual puso en su lugar histórico a los curas romanos que azuzaron a los cristeros para la rebelión contraria al Gobierno de Plutarco Elías Calles.

Pone en el mismo libro una teoría importante: que como en los tres años que se suspendieron los cultos les dejaron de llegar limosnas y se les acababa la feria, tuvieron que suspender la guerra y acordar con el Gobierno que de nuevo se abrieran los templos.

No me consta, yo estaba en los ostiones. Hoy, en vísperas de grandes acontecimientos nacionales, los romanos se vuelven al pasado y atacan toda religión que se oponga a sus finanzas y tácticas, y se convierten de nuevo en ignominia y flagelo de la Historia, la cual ya los ha juzgado y les condena en Veracruz.

En sus deformes mentes, que jamás aceptarán las grandes ideas como la Caridad, quisieran que retornara la Inquisición, para quemar en el Parque Hidalgo a los Ortodoxos y de paso a otros que no cooperen.

     ¡En la torre!, dijo el buitre y siguió bailando, pero al ritmo de “Cura nuestro, que estás en Tres Valles, / tírale a todo por templos y calles».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar