fbpx
miércoles, junio 12, 2024
Columnas

De la lenta dictadura

La piedra en el zapato, azote de huleras y culebros.

Por Manuel Ábrego.

Veracruz.- A menos que haya otras acciones que cambien las apariencias, lo que se vive actualmente es que el gobierno federal se comporta con sus actos como si nos estuviera encaminando a una dictadura de manera lenta.

Por lo pronto, se está formando el grupo armado, la tan traída y llevada Guardia Nacional, y ya apareció la primera de las masas populares, la Organización CONFENACAM, cuyo dirigente dijo en Tres Valles en reciente visita “Cuidado con quién se meta con la familia CONFENACAM”.

Hasta parece la UGOCP de MORENA. Aparenta ser el primer resultado de la fanatización de un sector del Pueblo, y futuro grupo de choque. Ya hubo, aunque mínimo, un cambio de leyes a favor de la élite del gobierno. ¿Huele a totalitarismo? El criterio es del lector.

Al igual que Adolfo Hitler en la Alemania de hace cien años, el guía de las multitudes le dijo a la gente lo que quería oír, aprovechando en este caso las circunstancias que dejó el PRI, así como el ex cabo austriaco se aprovechó de las circunstancias de una Alemania perdedora de la guerra.

Claro, en México no hizo falta perder una guerra, pues con tener al Revolucionario más de setenta años fue suficiente para experimentar el Armagedón y el Apocalipsis juntos, pero por dosis.

En la antigua antigüedad, se criticó a Felipe Calderón por combatir el narco a costa de miles de muertos, parte de los cuales fueron por estar en el lugar o a la hora equivocados, no todos eran delincuentes. Hoy, la estrategia contra el huachicoleo fue cerrar los ductos.

En ambos casos no se usó de un criterio efectivo. Como con la estrategia de Calderón, igual ahora, muertos, parte de los cuales fueron por estar en el lugar o a la hora equivocados, pues no todos eran delincuentes, según testigos.

¿Habrá ya que empezar a contabilizar difuntos? Para ser justos.

El Gobierno habla de imponer precios de garantía a ciertos artículos de la canasta básica. ¿Será que ya el estado quiere ser rector de la Economía nacional? Parece que no bastará con conocer nuestra Historia para no repetirla, sino que habrá que estudiar las de Alemania e Italia.
La primera, desde el Golpe de la Cervecería de Hitler. Y de la segunda, desde la Marcha sobre Roma de los Arditi de Mussolini. De momento, ya tendremos una réplica de los SS de Don Adolfo y otra de los Camisas Negras de Mussolini.
Mientras no nos llamemos República Bolivariana, todo estará aceptable. ¡En la torre!, dijo el buitre y siguió bailando, pero al ritmo de: “Tengo la camisa guinda, / porque madura tengo el alma”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar