fbpx
sábado, febrero 24, 2024
ColumnasPolitica

Cristeros equivocados en Veracruz

Algo sucede en la iglesia veracruzana porque la postura de la Arquidiócesis de Xalapa sobre las declaraciones que hiciera el secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, quien criticó que la iglesia se “apropia de valores” no fue secundada por las demás diócesis  en la entidad.

Por ejemplo el obispo de Orizaba, Eduardo Cervantes Merino, dijo en una entrevista que la relación entre la Iglesia Católica y las autoridades ni se fisura ni se fractura con el tema del responsable de la política interna.

Y es que extrañamente el presbítero de la capital del estado José Manuel Suazo Reyes condenó a través de un comunicado un video que circuló en redes sociales en el cual Cisneros Burgos expresó en un evento que algunos grupos religiosos se han adueñado de valores como la paz, la justicia, y esos son “de los que hablan en la misa del domingo”, haciendo alusión al catolicismo.

Pero el prelado de Pluviosilla no compartió dichas ideas y por el contrario aseguró: “No se provoca una ruptura ni una fisura, de nuestra parte no. Creo que estamos en un Estado de Derecho, estamos con personas maduras y la madurez social implica el diálogo que significa que no solo yo hable y tenga la razón, sino también oír”.

Y agregó: “No estamos para polarizarnos, mucho menos descalificarnos; y mucho menos alguien que tiene un cargo, descalificar en una cuasi ridiculización de lo que nosotros expresamos”.

Todo indica que alguien abusó de la buena fe del también vocero de la arquidiócesis José Manuel Suazo, pues fue evidente que aceleró sus ánimos hacia los responsables de las instituciones, pero lejos del respeto a la libertad de expresión y obviamente a considerar que la opinión está en el marco de la tolerancia que se deben una y otra parte, hay cosas evidentes dignas de revisar.

Por ejemplo, no se nota que el prelado se haya tomado la molestia de investigar el contexto en el que se habían dado las declaraciones de Cisneros Burgos, quien por cierto nació en un municipio que es más que católico y que se le conoce como “El Santuario” por contar con un Cristo Negro quien es el patrón de los otatitlecos.

Aunque algunos no compartieron tampoco el que se haya declarado más que católico pues desde sus inicios como niño trabajó como acólito, reciclaba veladoras para venderla a la gente del pueblo y ofertaba al mejor postor los retazos de ostias, la verdad es que el respeto entre una y otra parte no debe depender de una mala interpretación o de exhibir a la ligera lo que consideran una agresión. Y su servicio religioso de pequeño tampoco es garantía.

Además, por si fuera poco, el piso estaba parejo, como para que la Iglesia empezara a patear a los de enfrente.

¿O será una reacción más que persuadida?

Los Cristeros aparecieron hace 100 años, y hoy son otros tiempos, otras circunstancias, otro México, otro Veracruz.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar