fbpx
martes, febrero 20, 2024
Oaxaca

Campañas en Oaxaca: Guerra de lodo… y vínculos con la delincuencia

En las campañas de los candidatos al gobierno de Oaxaca –en las que el abanderado de Morena, Salomón Jara, lleva la delantera sobre Alejandro Avilés, de la alianza PRI-PRD– han salido a relucir presuntas relaciones con personajes ligados a la delincuencia organizada, en particular con el CJNG.

En las campañas de los candidatos al gobierno de Oaxaca –en las que el abanderado de Morena, Salomón Jara, lleva la delantera sobre Alejandro Avilés, de la alianza PRI-PRD– han salido a relucir las presuntas relaciones que éstos han tenido con personajes ligados a la delincuencia organizada, particularmente con el Cártel Jalisco Nueva Generación. En medio de una guerra de lodo, los señalamientos alcanzan también al actual gobernador, Alejandro Murat, de quien se dice que entregó el estado al lopezobradorismo.

OAXACA, OAX.— La elección de gobernador en esta entidad ya está prácticamente amarrada por Morena, en medio de acusaciones al gobernador Alejandro Murat Hinojosa –lanzadas por sus adversarios y sus propios correligionarios– de entregar el estado por su sumisión al presidente Andrés Manuel López Obrador.

El priista lo niega. El pasado martes 17 Murat respondió a sus detractores y a las preguntas que lanzó en su cuenta de -Twitter la diputada del PAN Mariana Gómez del Campo: “¿Qué sigue, Alejandro? ¿Entregar el gobierno, después la embajada o simplemente que vivas en total impunidad?”, le lanzó la panista.

“Me da gusto que me mencionen en el PAN, PRI, PRD y MC, quiere decir que estoy haciendo algo bien. Soy un hombre que creció en un partido que sabe hacer política y no politiquería”, respondió el mandatario oaxaqueño.

Aunque son siete los candidatos y candidatas a la gubernatura, la disputa se ve clara entre Salomón Jara Cruz, de la alianza Morena-PT-PVEM-Unidad Popular, y Alejandro Avilés Álvarez, de la coalición PRI-PRD.

En la elección compiten también Naty Díaz Jiménez, candidata del PAN; Alejandra García Morlán, quien renunció a su militancia panista para competir por Movimiento Ciudadano (MC); Bershaín López, abanderado de Nueva Alianza; el experredista Jesús López Rodríguez, quien se registró como candidato independiente, mientras que Mauricio Cruz Vargas es el único candidato indígena.

Jara y Avilés tienen algo en común: el descrédito por su pasado político que les adjudican sus contrincantes, así como sus acusaciones mutuas de corrupción, enriquecimiento inexplicable y de mentir.

Además ambos candidatos han evadido tocar en sus campañas de lodo sus presuntos vínculos con personajes ligados a la delincuencia organizada y lo han atribuido a campañas de desprestigio, en el caso de Jara, “orquestadas desde la mafia de la corrupción”, como lo dijo en el único debate celebrado el 15 de mayo.

Fragmento del reportaje publicado en la edición 2378 del semanario Proceso cuya versión digital puedes adquirir aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar